miércoles, 29 de junio de 2016

Degustacion O.Fournier en JA!

La semana pasada, y gracias a la cordial invitación de Diego Caselli de Altair Vinos, tuve la oportunidad de vivir una experiencia que para mi fue un lujo, no solo por los excelentes vinos que degustamos (algo que ya se sabe de antemano cuando sobre la mesa ponemos vinos de O.Fournier) sino también por la grata experiencia de haber sido guiados por su mentor, por su dueño, José Manuel Ortega Fournier.

La cita fue en JA! el gran espacio de Joaquín Alberdi, y nosotros, comunicadores del vino, eramos solo 10 personas dispuestos a probar el arsenal con el que estaban a punto de bombardearnos. Todos vinos de alta gama vinificádos por un gran y reconocido enólogo como lo es José Spisso.

Imposible elegir solo uno.
Arrancamos con B Crux Blend 2011, hasta ese momento el único ejemplar que yo había tenido la oportunidad de probar antes.
Un muy interesante blend compuesto por 40% Tempranillo, 40% Malbec, 10% Merlot y 10% Syrah, todo proveniente de Valle de Uco,
En nariz se presentó con aromas terrosos, expresivo y maduro. Sus 12 meses de roble le brindan un buen equilibrio para terminar de armonizar la complejidad del corte.
Su producción es cercana a las 80 mil botellas anuales.


Luego le llegò el turno al Alfa Crux Blend 2007, otra mixtura de tintos, 60% Tempranillo, 25% Malbec, 15% Cab.Sauvignon.
Acá ya pasamos a unos hermosos 20 meses de barrica nueva (80% roble francés, restante roble americano)
En este caso el paso del tiempo brinda un vino realmente logrado, armonioso, sumamente redondo. Un claro ejemplo de equilibrio entre materia prima, madera y guarda.

Alfa Crux Blend 07, como lograr el equilibrio adecuado.
Tercero llegó a la mesa el Alfa Crux Malbec 2011, primer varietal de la noche. Al principio me pareció poco expresivo, con un leve picante en lengua, presencia de fruta madura y largo final, lo dejé respirar en copa un rato largo para esperarlo, lentamente se fue abriendo y acomodando cada vez mas.

Le costò asomarse al principio, otro gran tinto de O.F.
Como si esto fuera poco, luego llegó un tintazo...O.Fournier Malbec 2008.
En nariz es un 10 absoluto, ahumado, especiado, con aromas a carne cocida, memorable, uno de esos vinos que antes de degustarlo lo acerco a la nariz 20 veces.
En boca, un real manjar, voluptuoso, masticable, difícil encontrar una sola palabra que lo describa.

Esta joya que va directo al podio de lo mejor del año que probé, tiene una muy reducida producción de casi 4 mil botellas, y su valor de mercado es de $2.000.

Realmente una joyita embotellada
Dimos otro paso mas, con una novedad, Alfa Crux Espumante 2013 (80% Chardonnay, 20% Pinot, metodo Champenoisse)
Súper elegante en nariz, sedoso en boca y digno de la denominación de origen francesa cuando se habla de burbujas, superlativo a nivel nacional, seguramente de lo mejor del mercado, para exigentes. Ronda los $900 por botella.

Burbujas de las buenas, para exigentes, sin medias tintas.
Ultima parada, B Crux Sauvignon Blanc 2014

La única etiqueta de la linea en materia de blancos, 100% varietal S.Blanc, sin madera. Tipicidad tanto en nariz como en boca, un blanco de esos que tranquilamente se puede tomar ahora mismo, e inclusive ser guardado a fin de esperar y evaluar su evolución. 


Como pudieron observar, una noche a puro vinazo, acompañado de amigos del vino, mas no se puede pedir!!

Gracias Jose Manuel Ortega Fournier por dedicarnos tu tiempo y traernos tus mejores vinos. Vaya un agradecimiento especial para Diego de Altair, a quien le deseo todos los èxitos en este desafio de comercializar los vinos de Fournier, ejemplares que siempre escasean en el mercado interno.
El agradecimiento final es para Joaquin Alberdi, en JA! se respira vino.

Salú!
Diego Pernas.
@ARGysusVinos.